Inventario del Patrimonio Documental de la Transición en la isla de La Palma

  • Descripción

El proyecto consiste en la catalogación de al menos una parte significativa del patrimonio documental, en sentido amplio, de la Transición en La Palma. Y trata de recuperar (y evitar que se pierda) una documentación que es clave para la historia reciente de las Islas Canarias en general, y de la isla de La Palma en particular.

Se pretende conseguir un catálogo descriptivo de documentación de diversa índole, tanto de organizaciones cívicas (masonería, agrupaciones culturales, sindicales, etc.), como políticas (organizaciones políticas), principalmente de carácter local.

Este trabajo de catalogación y estudio permitirá, por tanto, la adecuada conservación no solamente de textos con diverso interés patrimonial y documental, sino que facilitará la elaboración de diferentes estudios, que sirvan a los investigadores actuales y también de un futuro más o menos inmediato.

lam-vi lam-iii lam-i

Documentalmente hablando se trata de archivos inéditos fundamentales  para conocer diversos aspectos de la historia insular de La Palma y, de hecho, de Canarias en general. El adecuado tratamiento y catalogación de estos fondos podría repercutir,  cuantitativa y cualitativamente, en las investigaciones sobre los partidos sub-estatales en Canarias, que tienen escasa difusión y calado en la actualidad, así como en el estudio de entidades privadas de diversa índole.

La catalogación de esta documentación y su posterior tratamiento puede servir a historiadores, pero también a sociólogos y politólogos a la hora de adelantar el conocimiento de esta etapa todavía reciente de la historia de Canarias.

Ya se han realizado contactos con personas y entidades poseedoras de diversa documentación e información útil para el proyecto, que poseen gran interés social, cultural y patrimonial, ya que se trata de colecciones de diversas fuentes históricas que de otro modo podrían desaparecer totalmente.

img-20161109-wa0009

Esta campaña permitirá elaborar un catálogo, inicialmente en soporte digital, que contenga no solo la descripción archivística de diversos materiales, sino la reproducción de diversos textos, imágenes, prensa, grabaciones sonoras y filmográficas, etc. No se descarta la publicación, parcial o total, de un texto en soporte papel si la campaña tiene éxito.

Objetivos de la campaña:

El presente proyecto presenta los siguientes objetivos:

  • Identificar, clasificar y ordenar toda la documentación de la que se pueda disponer, siguiendo criterios comunes establecidos y utilizados en la disciplina archivística.
  • Digitalizar total o parcialmente los fondos objeto de estudio, teniendo preferencia la documentación que se encuentre deteriorada, así como la que el equipo estime que posee un especial interés o especificidad.
  • Realizar un catálogo (digital y/o impreso) que recoja los datos básicos del documento o grupo de documentos descritos.
  • Elaborar una memoria que describa los parámetros para una adecuada conservación del material, así como que aconseje un correcto traslado y almacenamiento, en su caso.
  • Promover la emulación mediante la donación, en su caso, o depósito indefinido en archivos y/o centros públicos de acceso libre a los investigadores y estudiosos en general, especialmente de aquellos materiales cuya adecuada conservación pudiera correr mayores riesgos.
  • Contribuir a garantizar la conservación del patrimonio documental canario de origen privado o especial (como por ejemplo, determinada documentación masónica o relacionada con entidades privadas de diferente índole).

Promotores:

Esta actividad es promovida por la Universidad de La Laguna, Área de Historia de América, Facultad de Humanidades y coordinado por el Catedrático Manuel de Paz Sánchez. El proyecto surge de un grupo de investigadores en historia y archivística con el fin de aprovechar la buena voluntad de los poseedores de diversa documentación que, por pertenecer a las últimas décadas, no suele valorarse debidamente y, por tanto, puede desaparecer irreparablemente.

¿Por qué necesitamos tu apoyo?

La realización de este inventario tiene un coste de 6.000€. Este dinero será destinado exclusivamente al personal necesario para realizar la investigación y catalogación del patrimonio documental.

Propuesta de actuación y desarrollo del proyecto

Se realizará una primera fase de identificación de la tipología de la documentación, ya que en el proceso de conservación, este es el primer paso y resulta clave para la clasificación y valoración del material documental.

A continuación se clasificará y ordenará todo el material disponible (manuscritos, memorias, carteles, prensa, material digital, etc.).

La elección del sistema de clasificación documental se realizará teniendo en cuenta los estándares internacionales del trabajo archivístico, ya que debe ser un sistema lo más estable posible en el tiempo, de acuerdo con la propia naturaleza de los documentos, lo que permitirá una posterior localización de la documentación con facilidad por parte de los investigadores.

Se elegirá un sistema de ordenación adecuado, de acuerdo con las tipologías al uso. También se realizará un cuadro de clasificación.

Una vez identificada, clasificada, ordenada y referenciada la documentación, se procederá a la fase de descriptiva. Dicho proceso busca informar acerca de los documentos. La descripción es la parte de la tarea archivística que engloba la elaboración de instrumentos que faciliten el acceso a la documentación por parte de investigadores y/o usuarios. Para lograrlo, este plan descriptivo debe revelar el contenido y el carácter del material, así como facilitar su localización dentro del sistema de catalogación y ordenación.

Además, como se señaló anteriormente, se llevará a cabo un análisis del material documental con la finalidad de elaborar un catálogo, que recoja los datos básicos del documento o grupo de documentos descritos (tanto elementos internos como externos). El formato de realización de dicho catálogo podrá ser impreso o digital.

En una fase posterior se llevará a cabo un proceso de digitalización total o parcial de la documentación. Teniendo dicho proceso una doble finalidad: la conservación de la documentación original y un mayor y más fácil acceso a la misma. Para realizar esta fase es necesaria la utilización de elementos tecnológicos tales como un escáner que no dañe la documentación.

Una vez terminada la fase técnica se procederá a la confección de una memoria que recoja una aproximación a la valoración científico-académica del material. Es por este motivo que dicha memoria incluirá sugerencias y recomendaciones sobre la posible ubicación del material documental de cara a un futuro (a establecer, en su caso, por los patrocinadores o propietarios del material documental). La finalidad del trabajo archivístico no es solamente la conservación de la documentación, sino la difusión de la información que ésta recoge y que puede aportar a la sociedad en su conjunto.

Por último, se elaborará una memoria en la que se recojan los parámetros de la conservación idónea del material, de manera que garantice su preservación. Tanto en el caso de que a corto o medio plazo esta documentación no se traslade a un centro de conservación de la titularidad que fuere (pública o privada), como si este traslado no se produce.

Metodología

La metodología a desarrollar será la heredada de la ciencia archivística, en pos de realizar la mejor conservación y catalogación de los documentos que fuere posible. Se intentará organizar y clasificar el material (sin importar el soporte en el que se encuentre) en función de estándares y normas aceptadas internacionalmente, que permitan ubicar el material de una manera que sea fácilmente identificable con posterioridad.

Dicha organización y clasificación se hará para conseguir que la gestión del material por parte de los archiveros sea lo más cómoda y eficiente posible, así como que el acceso al mismo de los diferentes investigadores se produzca de una manera rápida pero ordenada. Los procesos a realizar en cada fase serán sometidos a seguimiento por parte del equipo humano de manera que no se produzcan errores ni omisiones. Así como el cuadro de clasificación será el resultado final del proyecto, la memoria lo será de la metodología y los procesos empleados para llevarlo a cabo.

 Tecnologías empleadas

Además de un emplazamiento estable y en buenas condiciones para realizar el trabajo satisfactoriamente, se dispone del instrumental y los elementos tecnológicos esenciales, ya que en este aspecto no es necesario un gran despliegue de medios, al menos en la etapa inicial. Eso sí, será necesaria la utilización de un escáner para realizar el proceso de digitalización, así como de elementos de uso común a través de un ordenador como pueden ser hojas de cálculo, sistemas de gestión de bases de datos y  otros documentos informáticos.

2016-11-23_122502

 Plazo de ejecución y cronograma de la actividad.

Hablar de plazos de manera estricta es un proceso bastante complicado cuando se hace un acercamiento a una documentación relativamente compleja (origen, diversidad, conservación, etc.) y que, en principio, se considera que puede ser abundante. Por ello, se quiere clarificar que el cronograma que se va a especificar en las siguientes líneas tiene un carácter flexible y orientativo. Dicho esto, se estima que la duración del proyecto puede ser de unos 9 meses, prorrogables si el tiempo y las condiciones lo permiten:

  • Meses 1-2: Recepción y limpieza de documentos. Así como acopio del material necesario para la clasificación.
  • Meses 3-7: Realización del trabajo de ordenación y clasificación de los materiales que se vayan recibiendo, así como creación del Cuadro de clasificación del “archivo”.
  • Mes 8: Creación del catálogo y digitalización de los documentos que se estimen oportunos.
  • Mes 9: Confección de la memoria de la realización de actividades, así como de la propuesta de conservación y/o traslado de la documentación.

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!